top of page
Buscar

Nuestras defensas



Llegó septiembre, y con él, el cambio de clima, el cambio de alimentación en algunos lugares del hemisferio con la intención de adaptarnos a la nueva temperatura y con esto también nuestra preocupación con relación al sistema inmunológico especialmente cuando nos referimos a nuestros niños.

Infecciones de oído, infecciones de garganta, neumonía, gripes a repetición y fiebre están dentro de nuestra lista de “alerta”. Así que aquí quiero explicarte un poco de que se trata nuestro sistema de defensa, y que debemos hacer para mantenerlo fuerte.


Sistema inmunológico


La única manera de nosotros deshacernos de los microorganismos que nos invaden como virus, bacterias, hongos, parásitos, toxinas es a través de nuestro sistema de defensa. Si creías que las medicinas, antibióticos, antifúngicos son la respuesta para curarnos, lamento decirte que estás lejos de la verdad. Dichos medicamentos, ayudan a disminuir la gravedad de la situación pero no resuelven la causa problema.

Tal es el caso de los niños que se enferman con frecuencia. ¿Es el antibiótico la solución al problema raíz? ¡NO! El antibiótico servirá para evitar que esa infección avance, es como ponerle un parado. Sin embargo, no previene de volverse a enfermar. ¿Lo tienes?


Así que comencemos explicando las 2 partes más importantes del sistema inmunológico:


- Sistema inmunológico innato, aquel que responde de manera inmediata ante la llegada del enemigo en cuestión, llámese virus, bacterias, parásitos, hongos. Y esta respuesta lo hace a través de llamar a las células de defensa a la zona de infección y así neutralizar al enemigo. Esta respuesta, no necesita de anticuerpos.


- Sistema inmunológico adaptativo, aquí vienen los anticuerpos. Aquí se habla de memoria inmunológica. Una vez que las células de defensa llegaron al lugar esta parte del sistema inmunológico crea memoria y la guarda para ser usada en el futuro.


Ahora, ya entendiendo de qué se trata el sistema inmunológico, ahora viene la pregunta: y eso que tiene que ver con nutrición?


¡MUCHO! Sabías que cada uno de estos mecanismos de defensa necesitan de ciertos micronutrientes (vitaminas y minerales) para que puedan trabajar a su máxima capacidad sin comprometerse?

Cuando la respuesta del sistema inmunológico es lenta, débil o está dañada, eso es una invitación a más infecciones. Y sabías que un alto % de nuestro sistema inmunológico está en el intestino?


Nutrición y sistema inmunológico


Ya sabiendo que nuestro intestino es el lugar más importante de producción y síntesis de muchas célula inmunológicas, sería lógico pensar que la alimentación entonces modula dicha respuesta. Tanto para bien como para mal!


Los alimentos de origen vegetal incrementa y ayudan a fortalecer las bacterias buenas quienes nos defienden de las invasoras. Dicho de otra manera, alimentos de baja calidad nutricional como empaquetados, alimentos altos en azúcar, conservantes depletan a mi intestino de bacterias buenas promoviendo inflamación


Estrategias nutricionales

Ya sabiendo la importancia de nuestro intestino como centro de control de nuestro sistema inmunológico, debemos entonces saltar a qué estrategias nutricionales debemos tomar en cuenta para enfrentar cualquier infección viral. OJO: dichas recomendaciones son para todos los grupos poblacionales y edad


Hidratación


La hidratación forma parte importante en la pelea de cualquier infección viral. Tomar adecuada cantidad de agua mantiene las mucosas húmedas lo cual disminuye la probabilidad de agarrar cualquier gripe o resfriado. Jugos de fruta natural, agua de coco, sopas son otras estrategias de hidratación que podemos tomar en cuenta


El agua como sus nomenclatura química lo indica es H20, es decir aporta oxígeno. Este último, importante para las células del cuerpo y así mantenerlas oxigenadas sin dejar de mencionar que es a través de los líquidos que se transportan nutrientes a cada uno de los rincones de nuestro cuerpo. Por otro lado, el mantenerse hidratado ayuda a combatir la fiebre, típica de estos procesos virales.

Cuando estamos enfermos, nuestra temperatura aumenta, nos sentimos mal, y el apetito está disminuido teniendo más riesgo de deshidratación y con el también disminuye el moco protector que se encuentra en nuestras secreciones, aquel que nos defiende del ataque del invasor. Más hidratación más moco mas defensa


Ahora sí, nutrientes!


Sé que esta parte es una de las que más te puede interesar, o que más se ha hablado hasta el momento. No hay nutriente en este momento que no esté de moda. Sin embargo, quiero mencionar unos que cumplen funciones bien específicas en fortalecer nuestro sistema inmunológico


Zinc

El zinc es un mineral que tiene funciones claras en mantener la integridad de las membranas, mucosas y piel. Al mismo tiempo, tiene una función clave en el crecimiento y replicación de ciertas células del sistema inmune a través de mejorar la función de las mismas ante la presencia del microorganismo invasor.

Al mismo tiempo, el zinc es considerado antiinflamatorio debido a que modula la liberación de citoquinas antiinflamatorias disminuyendo así el efecto de las proinflamatorias típicas encontradas ante cualquier infección o proceso viral.


Mantener niveles adecuados de zinc, es sumamente importante porque el mismo mantiene la tolerancia inmunológica a través de fortalecer el reconocimiento de cuáles son las células que forman parte del cuerpo y cuales son las invasoras.

Alimentos que contienen zinc: carnes rojas, pollo, pescados, mariscos.


Magnesio

Un mineral importantísimo para el sistema inmunológico, así como ser un electrolito importante que potencia el sistema inmune a través de liberar células de defensa y linfocitos. Al mismo tiempo, el magnesio ayuda a la hemoglobina la cual es la encargada de entregar oxígeno a nuestros pulmones quienes se pueden ver severamente comprometidos cuando hablamos de covid, ya que el mismo ataca el sistema respiratorio.


De igual manera, el magnesio protege nuestras células del daño oxidativo de los radicales libres que se producen como consecuencia del proceso infeccioso protegiendo así a nuestras células. Y por si fuera poco, mantener niveles adecuados de magnesio, ayuda a presentar el invasor al sistema inmune y así él pueda liberar las células de defensa y eliminarlo

El magnesio se encuentra en chocolate oscuro, caraotas o frijoles negros, aguacate y granos enteros


Vitamina D

WOW! Esta si que es importante. ¿Sabías que la vitamina D protege a nuestro sistema inmunológico a través de 3 vías?

  • Fortalecer la respuesta inmunológica adaptativa. Aquella que crea memoria y así cuando el invasor ataque de nuevo tu ni lo sientas

  • Fortalecer las barreras físicas, aquí me refiero a mucosas y secreciones para que allí queden pegados los microorganismos y sea mucho más fácil su eliminación. Si esas barreras no son fuertes, entonces los invasores entran y hacen desastres.

  • Respuesta celular natural, aquella que produce y libera linfocitos T y B.

Pero hay más! El consumo de vitamina D ayuda a contrarrestar las citoquinas inflamatorias a través de liberar citoquinas antiinflamatorias lo cual combate la tormenta de citoquinas que tanto se ha mencionado como uno de los factores de riesgo más fuertes en pacientes infectados con Covid.


¿Has escuchado hablar de lo importante de la detoxificación? Bueno, te cuento que la detoxificación no es únicamente eliminar metales pesados, es también potenciar todas las vías hepáticas para producir glutatión, el cual es un poderoso detoxificador para eliminar microorganismos. Pues bien, el consumo de vitamina D mejora la producción de glutatión el cual a su vez distribuye vitamina C conocido por su efecto antimicrobiano.


Estudios indican que suplementar con al menos 4000 UI al día protege nuestras defensas


Vitamina C

Mientras leo más de la vitamina C mas me impresiono de sus innumerables funciones y beneficios.

La vitamina C también conocida como ácido ascórbico es un micronutriente soluble en agua o hidrosoluble. Su papel en potenciar el sistema inmunológico durante cualquier infección va desde promover la liberación de las células de defensa hasta matar al invasor. No es secreto para nadie que la vitamina C se ha usado desde siglos atrás para tratar desde resfriados comunes hasta cáncer. La vitamina C junto con la vitamina D potencian las barreras físicas que como explique anteriormente, ayudan a evitar el paso de los microorganismos y a su vez protege a nuestras células del daño de radicales libres.


Estudios que probaron usar 200 mg de vitamina C al dia no encontraron ningún cambio positivo en el curso de la infección, sin embargo dosis de 6- 8g/día fueron asociados con acortamiento y severidad de los síntomas con 46% resultando estar sin síntomas en 24h a dosis de 8 gramos al día.


En relación nuevamente a la tormenta de citoquinas que se observa durante cualquier proceso viral especialmente ahora con Covid, la vitamina C promueve la liberación de citoquinas antiinflamatorias calmando así el ataque a nuestras células especialmente protegiendo a los pulmones quienes nuevamente pueden ser severamente agredidos.


La vitamina C se encuentra en frutas cítricas como naranjas, papaya, kiwi, guayaba pero también en berenjena, pimiento rojo, remolacha, espinaca


Suplementar o no suplementar

Debo confesar que en el pasado, solía pensar que únicamente con la alimentación era suficiente para poder llegar a nuestros requerimientos diarios de micronutrientes (vitaminas y minerales). Sin embargo, el día a día lleno de estrés, inadecuados hábitos de alimentación, alta demanda por las actividades diarias, pobre calidad de nuestros suelos, me llevó a concluir que definitivamente necesitamos suplementos que nos ayuden a equilibrar esos desbalances.


Es por eso que SI, necesitamos llevar una alimentación sana, llena de frutas y vegetales frescos, cocinar en casa, utilizar poco alimentos empacados pero también necesitamos reforzarlo a través de ciertos suplementos.


Conclusiones

Un llamado de atención! Así considero yo todo que debe tomarse y leerse lo que sucede en el mundo. Creo que esto es un llamado a mejorar nuestros hábitos de alimentación que definitivamente afectan nuestra salud. El sistema inmunológico está más atacado que nunca, no únicamente por microorganismos sino también por estrés, metales pesados, alimentación carente de nutrientes, estilo de vida. Así que este es el momento de detenerse y pensar que podemos cambiar, que podemos adicionar y quitar para proteger a nuestro cuerpo a través de fortalecer nuestro sistema de defensa


19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page